Adaptación

la ciudad paralela - micro vigilancia 3

Si usted es de los que habitualmente atravesó caminando el Campus Rodrigo Facio (San Pedro) de la Universidad de Costa Rica en los últimos no tan pocos años, habrá notado que hay una serie de casetas para guardas que por largo tiempo han estado vacías. No son mucho más grandes que las que se ven en cualquier urbanización josefina, sin embargo los materiales y uno que otro detalle evidencian que en su diseño y construcción hubo más momentos de creatividad y dinero que en la caseta de guarda promedio. A pesar de lo bien logrados, estos micro-edificios pocas veces fueron vistos en uso. En mi diario caminar desde mi antiguo apartamento hacia la Escuela de Arquitectura durante años (no pregunten cuántos) pasaba al frente de al menos una de esas casetas, y puedo recordar solamente dos ocasiones en que vi un funcionario dentro. Con el tiempo se convirtieron en una especie de “mupis” o vallas donde aparecían mapas del Campus o información de eventos institucionales. Mi interpretación al ver aquello fue que en realidad las casetas para guardas nunca fueron necesarias, y que luego de la inversión había que hacerlas útiles de alguna manera.

Seguir leyendo

{ 0 comments }

Guía de Diseño Bioclimático 2

Varios Autores *

RESUMEN:

Mediante el entendimiento de los sistemas pasivos de diseño y sus principios de funcionamiento, esta guía pretende ser una herramienta útil en la búsqueda del confort del usuario dentro del espacio construido. Brindando lineamientos para el desarrollo de un lenguaje constructivo único, congruente y adaptado al entorno bioclimático del proyecto.

Seguir leyendo

{ 5 comments }

1 san jose ciudad alterna 1 - la ciudad paralela

 

por CIUDAD ALTERNA *

Todos los días Gerardo Díaz trabaja cinco horas para el Hotel Aranjuez en el centro de San José.  Su  objetivo es evitar que el tren pite y despierte a los huéspedes:   “Al principio la gente no nos hacía caso y hasta nos echaban el carro, pero ahora respetan y saben de que se trata”, comenta mientras sostiene la señal de Alto.

Seguir leyendo

{ 0 comments }

Lo util en la preservacion arquitectonica - la ciudad paralela

 

La utilidad y la obsolescencia han sido criterios de evaluación determinantes al decidir la permanencia o no de objetos arquitectónicos y sectores completos de nuestros entornos urbanos. A partir de las primeras expansiones de los centros urbanos, y su eventual “modernización”, la decisión de si un edificio era demolido o no, estuvo generalmente basada en la capacidad de este para albergar determinadas actividades, dejando de lado valores formales, o simbólicos. Esto coincide con la visión modernista, en la que “la arquitectura existente no era capaz de satisfacer las necesidades y demandas del momento”[1]. La forma arquitectónica, según los ideales modernistas, era “el resultado de un proceso lógico en el cual las necesidades y técnicas operacionales se encontraban”[2], por lo tanto los objetos arquitectónicos eran vistos como soluciones físicas a problemas funcionales. Aquello que no fuera funcional (en relación al programa arquitectónico), no era útil, y por lo tanto perdía vigencia. Si bien se podría argumentar que en la actualidad son más los esfuerzos y las razones por preservar arquitectura con valor histórico o patrimonial, la lógica sigue siendo la misma: Se preserva lo útil. Lo que realmente ha cambiado es la definición de utilidad con la que se evalúa la arquitectura.
Seguir leyendo

{ 0 comments }

 

Micro arquitecturas - comercio formalizado en San José, Costa Rica

Antes de escribir cualquier afirmación sobre las micro-estructuras utilizadas por algunos comerciantes en la ciudad de San José, debo confesar mi interés y admiración por el trabajo de Atelier Bow-Wow. No se trata de un comercial a quien no lo ocupa, sino de reconocer que sus estudios sobre  “Pet Architecture”, micro espacios públicos, y “Void Metabolism”, me convencieron de que en lo cotidiano y en las particularidades locales (muchas veces accidentales) es donde se entiende el verdadero origen de las formas arquitectónicas. Las teorías, las “ideas” y la inspiración del arquitecto pseudo-creador-pensador se quedan cortas para explicar cómo surgen, cómo cambian, y cómo se comportan realmente los objetos en la ciudad. Este es el origen de mi inquietud por lo micro en San José.

Esa inquietud me llevó hace unos días, junto con Anita, a buscar la versión josefina de los “Pets” de Bow-Wow: aquella arquitectura que es  “más pequeña que las casas de conejo (término utilizado para burlarse de las casas pequeñas en Tokio) y más grandes que las casas para perros”[1].  Si bien partíamos de que San José nos iba a ofrecer ejemplos muy diferentes a los de Tokio, nos dimos cuenta de que aquí eran escasos los lotes tan estrechos, y esos vacíos minúsculos entre edificios que al parecer son frecuentes en la capital japonesa y que son los lugares predilectos para construir esas “mascotas”. Sin embargo vimos como los kioskos o puestos de venta de las esquinas josefinas sí cumplían, al igual que los “Pets” con aquello de que “no pueden ser sistemas cerrados; deben ser ayudados por otros edificios”[2]. En otras palabra, son tan pequeños que no pueden encerrar actividades y necesitan a la gente que entra y sale de los edificios cercanos para poder funcionar.

Seguir leyendo

{ 2 comments }