Intervenciones urbanas

direcciones "a la tica"

direcciones “a la tica”

 Introducción

Existe en nuestro contexto local, en el caso específico de San José, una manera particular de reconocer la ciudad a partir de la cual, se construye un sistema de referentes simbólicos y urbano-arquitectónicos aprehendido y consolidado por un gran porcentaje de la población, con el que se orienta y brinda direcciones. Este fenómeno, conocido popularmente como “direcciones a la tica”, ha sido tema de interés municipal ya que si bien es una manera natural aprendida y transmitida por generaciones, se vuelve confuso para sectores como el sistema de correos, el turismo urbano-cultural y la dificultad que suele presentarse en general para llegar a un destino cuando no lo conocemos. Por estas razones, la Municipalidad de San José ha invertido esfuerzos y dinero en un nuevo sistema de nomenclatura para numerar las calles y avenidas instalado en el 2012, basado en un sistema abstracto similar al que se usa en ciudades como Nueva York, en donde no es necesaria la memorización de elementos urbanos para dar con una dirección (como sí lo es en nuestro contexto).

Seguir leyendo

{ 0 comments }

la ciudad paralela - ciudad alterna 3

por CIUDAD ALTERNA *

San José no es conocido por ser una ciudad caminable y amigable para el peatón. En muchos casos encontramos falta de aceras, ausencia de zonas peatonales ó vehículos atravesados en las intersecciones. Deambulando por Barrio Otoya, topamos con la grata sorpresa de una acción ciudadana que reclama el derecho a un paso cómodo y seguro al caminar por la ciudad.

Seguir leyendo

{ 1 comment }

1 san jose ciudad alterna 1 - la ciudad paralela

 

por CIUDAD ALTERNA *

Todos los días Gerardo Díaz trabaja cinco horas para el Hotel Aranjuez en el centro de San José.  Su  objetivo es evitar que el tren pite y despierte a los huéspedes:   “Al principio la gente no nos hacía caso y hasta nos echaban el carro, pero ahora respetan y saben de que se trata”, comenta mientras sostiene la señal de Alto.

Seguir leyendo

{ 0 comments }

Lo util en la preservacion arquitectonica - la ciudad paralela

 

La utilidad y la obsolescencia han sido criterios de evaluación determinantes al decidir la permanencia o no de objetos arquitectónicos y sectores completos de nuestros entornos urbanos. A partir de las primeras expansiones de los centros urbanos, y su eventual “modernización”, la decisión de si un edificio era demolido o no, estuvo generalmente basada en la capacidad de este para albergar determinadas actividades, dejando de lado valores formales, o simbólicos. Esto coincide con la visión modernista, en la que “la arquitectura existente no era capaz de satisfacer las necesidades y demandas del momento”[1]. La forma arquitectónica, según los ideales modernistas, era “el resultado de un proceso lógico en el cual las necesidades y técnicas operacionales se encontraban”[2], por lo tanto los objetos arquitectónicos eran vistos como soluciones físicas a problemas funcionales. Aquello que no fuera funcional (en relación al programa arquitectónico), no era útil, y por lo tanto perdía vigencia. Si bien se podría argumentar que en la actualidad son más los esfuerzos y las razones por preservar arquitectura con valor histórico o patrimonial, la lógica sigue siendo la misma: Se preserva lo útil. Lo que realmente ha cambiado es la definición de utilidad con la que se evalúa la arquitectura.
Seguir leyendo

{ 0 comments }

Un pasado "digno" pudo haber salvado a este edificio

Un pasado “digno” pudo haber salvado a este edificio

Los esfuerzos por preservar edificaciones “viejas” en las ciudades, al menos en Latinoamérica y buena parte de Europa, han aumentado en los últimos años. A diferencia de otros países, donde la restauración y la conservación arquitectónica son tan comunes que han llevado a que equipos profesionales se dediquen casi de forma exclusiva a dichas prácticas, en Costa Rica, aunque se dan, siguen siendo labores ocasionales y difícilmente relacionadas a la planificación urbana. Quienes usan el argumento de lo patrimonial para hacer selección de qué edificios merecen permanecer, probablemente dirán que lo anterior se debe a que en las ciudades costarricenses no hay mucho qué rescatar, pues nuestro listado de edificios “históricos” es bastante reducido. Esta “escasez” de patrimonio construido ha provocado en algunos un sentido de urgencia por la preservación arquitectónica que a la vez puede haber llevado a la realización de proyectos de restauración cuyo único fin es rescatar la “belleza” o crear monumentos que recuerden lo que alguna vez fue.

Seguir leyendo

{ 3 comments }