Reflexiones en Torno a la Vivienda Sustentable

by Invitado on 2 abril, 2013 · 0 comments

in Habitabilidad, México D.F., Sustentabilidad, Vivienda Sustentable

por Eduardo Torres Veytia*

Vivienda con Llantas

Vivienda con Llantas

 

“Venga a vivir a nuestras casas sustentables, completamente realizadas en neumáticos reciclados del basurero, bajo impacto de CO2 al medio ambiente” 

“Casa nueva, hecha a partir de botellas PET de Coca-Cola” 

“Vendo lindo departamento con extensión hecho a partir de adobe y botellas de vidrio”

Escribo esto principalmente, por las noticias que me llegan a partir de que fui participe en un proyecto universitario de investigación-acción sobre Vivienda Rural Sustentable, y es común que me lleguen noticias sobre materiales, equipos y tecnología, modelos y/o tipología de vivienda para zonas rurales, con la categoría de sustentabilidad o sostenibilidad.

Pero, cómo humanos ¿estamos acostumbrados a la idea de una vivienda sustentable o más bien con el término de lo que implica la Sustentabilidad? No importa dónde está se lleve a cabo, tanto en la Ciudad como en lo Rural. Esa costumbre implica una pequeña adaptación-adecuación a los materiales, y exactamente una “vivienda sustentable”, muchas veces dista de lo que tenemos como idea de vivienda. Por ejemplo, la noticia que me llego decía: “Construyen en Chiapas Vivienda con llantas; con una inversión de 30mil pesos mexicanos (la paridad en cuanto al dólar es de $12.50, es decir 2400usd), así como 700 neumáticos (de tráiler), al fin de contribuir al mejoramiento del medio ambiente.”[1]

En la actualidad es común que nos vendan cierta idea de sustentabilidad, desde los biodigestores en vez de las fosas sépticas, los calentadores solares (que no funcionan en todas las regiones del mundo), las estufas eléctricas, los sistemas automatizados de agua para controlar los desagües y climas de la casa, los vidrios reflejantes, los vidrios a base de celdas solares, la agricultura urbana, etc. Una cantidad de información, que muchas veces agobia a los que se quieren hacer de una casa, y lo más irónico de todo, es que —en México—, a nadie le explican que hacer cuando uno adquiere una vivienda con cierto tipo de tecnología amigable al medio ambiente o sustentable. Desde lo más simple, muchas veces se cree o se tiene la idea de que las personas ya lo deben de saber. En mi caso particular, conozco una gran cantidad de baños inservibles que terminan siendo “elefantes blancos” en zonas rurales de mi país, que fueron construidos con dinero público, pero que nunca se educó o culturalizó a la población sobre el cuidado de los mismos, y como en México —ya sea en zona Rural o Urbana—, no se planean las cosas, pues resulta que hay unos baños que en su momento serían biodigestores para la producción de composta y reducir el impacto de aguas negras en suelo de conservación o de cultivo, y en la actualidad funcionan como bodegas o baños comunes, principalmente porque a la población nunca se le indicó que hacer, eso sí, les dieron unos bonitos folletos, pero ¿Las personas aprenden a partir de los folletos? Seamos realistas, cuantos compran un electro-doméstico nuevo y leen las instrucciones, las leen cuando ya lo echaron a perder o falta alguna pieza para su ensamblaje, lógico en la idea del capital, hace una culturalización o educación activa, repercute más en el costo-beneficio, pero como decimos comúnmente “nos sale más caro el caldo, que las albóndigas”, en el sentido de que se perdió una tecnología, sólo porque a la gente nunca se le dijo o enseño que los baños no deben de limpiarse con cloro, o sustancias comunes para su limpieza, y que con sólo agua se hace dicha limpieza, he aquí la diferencia en cuanto “acostumbrarse”, ya que comúnmente se hace de otra manera.

Vivienda Rural Sustentable en Milpa Alta, México DF Proyecto UNAM

Vivienda Rural Sustentable en Milpa Alta, México DF
Proyecto UNAM

Nimiedades como la del baño sustentable, son las que hacen compleja el “acostumbrarse” (adaptación-adecuación) al concepto de vivienda sustentable. Ahora ¿Usted lector se imagina viviendo en una casa de neumáticos? Antes de que responda, no sería mejor reciclar esos neumáticos y combinarlos con algún otro material constructivo para hacer una mezcla, una argamasa entre materiales, y así poder edificar una vivienda. ¿O a usted le gustaría que su sala o cocina oliera a vulcanizadora[2]? Además de que su vivienda requeriría de un tratamiento contra incendios, nunca falta un niño o vecino travieso.

Ahora, cuando nos referimos a la idea de vivienda, es decir una casa, pues lo que sale a colación es la típica forma cuatro paredes un techo, unos espacios donde se sitúa la cocina, sala, recámaras, el baño, el patio delantero y trasero. Pero cambia drásticamente el término habitar, cuando nos referimos a una casa sustentable, más bien, lo que varía en muchas ocasiones es el diseño, y aquí habría que hacer un paréntesis, ya que existen viviendas sustentables con un diseño, tipología común y popular entre los habitantes de una comunidad, y por otro lado, los diseños que muchas veces hacen referencia a formas espaciales del nuestro hábitat. Pero si en el transcurso de la historia del ser humano, la mayor parte de las viviendas, han sido el primer modelo, ¿por qué cambiarlo? Principalmente la idea del cambio, puede ser el gasto de energía, y el aprovechamiento de la misma; pero para hacer este tipo de cambios, lo ideal no sería empezar a culturalizar a las personas, desde una edad temprana, para así generarles una conciencia sobre lo que es una vivienda sustentable. Además de que los gobiernos, así como las instituciones que generan vivienda, deberían de tener programas y sistemas de sustentabilidad al alcance del bolsillo de cualquier persona,  ya que muchas veces estos resultan caros en su mantenimiento e implementación.

Vivienda Orgánica - Arq. Javier Senosian

Vivienda Orgánica – Arq. Javier Senosian

Hace unos días, el British Council y la Dirección General de Asentamientos de Asuntos de Construcción del Ministerio de Obras Públicas de Inglaterra, publicaron 23 puntos para la edificación de vivienda sustentable. Si ustedes ven el artículo, la vivienda que muestran es completamente en un estilo futurista. ¿Entonces una vivienda común y corriente de cuatro paredes + techo, no podría ser también sustentable?

Existe un sinfín de ejemplos sobre viviendas sustentables o sostenibles, o de procesos que pueden conllevar a una construcción eficiente para el ahorro energético o en su caso amigable con el medio ambiente. Pero lo ideal, sería también que más allá de estos 23 puntos, que por ejemplo menciona el British Council; se les olvida la interfaz del humano, es decir nosotros como personas, debemos entender el significado de ser sustentable-sostenible, más allá de los materiales, diseños, conceptos o ideas con los cuáles se edifique una vivienda. Ejemplos, hay muchos, experiencias no se diga, pero uno de las que desde mi punto de vista me gusta, es la realizada por el Andalucía Team.

Vivienda Rural Sustentable en Milpa Alta, México DF Proyecto UNAM

Vivienda Rural Sustentable en Milpa Alta, México DF
Proyecto UNAM

Vale la pena reflexionar no sólo en los sistemas constructivos, tecnología o espacios a considerar en una vivienda sustentable, sino también el papel que debemos de jugar los humanos, es decir sus ocupantes en la educación y culturalización para que esa experiencia perdure y no termine siendo un mal ejemplo de cómo no se deben de hacer las cosas.

 


[1] Laynes, Rahab (2013): “Construyen en Chiapas Vivienda con llantas”, en Centro Urbano [http://www.centrourbano.com/vivienda/22347-construyen-en-chiapas-vivienda-con-llantas], consultado el 01 de Abril del 2013.

[2] Lugar dónde se arreglan los neumáticos.

 

*Autor:  Eduardo Torres Veytia es antropólogo físico por la ENAH-México, Maestro en Urbanismo por la UNAM, colaborador
y redactor de @LaCiudadViva, académico del Programa de Maestría y Doctorado en Arquitectura y Urbanismo Campo de
Conocimiento Análisis Teoría e Historia de la UNAM, México.

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: