El Mall y los Cambios Recientes en la Política Económica Costarricense

by Diego Chávez Vargas on 22 febrero, 2015 · 1 comment

in arquitectura costarricense, ciudad, Escazú, fenómenos urbanos, Gestión Urbana, Mall, San José - Costa Rica

3 La ciudad paralela mall modelo economico costa rica gam san jose

Existen tipos de edificios, e incluso sectores urbanos completos, cuyo origen y proliferación, se debe a condiciones políticas y económicas específicas. Por ejemplo, se puede asociar a los grandes bloques de vivienda de interés social, presentes en muchísimos países, con un momento de expansión del estado benefactor, así como se puede entender un “palacio” de gobierno como un vestigio monárquico que luego replicarían diversas formas de gobierno para ubicar un poder central. De la misma manera se puede afirmar que el mall, como tipo arquitectónico que se repite de un país a otro, es producto de una serie de cambios en las políticas económicas y de administración del territorio. A pesar de que en un inicio fue planteado para satisfacer necesidades de suburbios existentes, en países como Costa Rica se volvió un instrumento de desarrolladores inmobiliario para urbanizar sectores que, generalmente, solían ser agrícolas.

A diferencia de los ejemplos mencionados previamente, el mall no es desarrollado, ni estimulado, por el Estado, y precisamente por eso es representativo de un momento de nuestra historia política y económica en que las entidades públicas ceden al mercado una gran cuota de responsabilidad sobre el desarrollo urbano y territorial del país. No es casualidad que en Chile, y otros países de Latinoamérica, la construcción de este tipo de centros comerciales empezara más de una década antes que en Costa Rica; nuestro país fue (y sigue siendo) algo más lento que otros países de la región en aplicar las reformas dictadas para “modernizar” el aparato estatal, que normalmente implicaban una reducción de funciones, y por lo tanto de intervención gubernamental en diversos sectores económicos.

Sería hasta los noventas, luego de varios “Planes de Ajuste Estructural” y apenas saliendo de una grave crisis económica, que el mall tendría éxito en los sectores periféricos de la Gran Área Metropolitana (GAM). El primer centro comercial construido como mall en Costa Rica abrió sus puertas en 1993; se trata de Multiplaza Escazú. En  las  dos  décadas siguientes  los centros  comerciales  de  este  tipo  serían  cada  vez  más comunes en la GAM. El mall sería determinante en la forma en que se reconfigurarían las dinámicas urbanas. Es  por  lo anterior  que  resulta  relevante  conocer  los  cambios en el  esquema  productivo  que llevaron a la modificación de la forma en que se expande la GAM.

Dichos cambios se enmarcan dentro de un proceso de globalización económica cada vez más acelerado por el desarrollo de tecnologías de información y comunicación  (TIC). El desarrollo de las TIC,  en forma conjunta con la aplicación de políticas fundamentadas en teorías que abogaban por una mayor liberalización económica,  llevaron  a  un  cambio  en  la  estructura  productiva  de  las empresas a nivel mundial (de Mattos, 2006). Tal cambio en la generación de ingresos se reflejó en una reestructuración de la forma en que trabajan las empresas; se dio una tendencia  hacia  la  terciarización  de  la  economía.  Esto  significa  que  a  diferencia  del modelo fordista de acumulación y crecimiento, en el que la economía se basaba en la producción  de  bienes,  la  nueva  dinámica  se  basaría  en  la  prestación  de  servicios facilitados por los avances tecnológicos.

Lo anterior se puede ver, en el caso de la GAM, como  “una pauta de reconfiguración del espacio urbano” (Fürst Weigand, 2009). La terciarización de la economía, impulsada por políticas liberales y las TIC, generaron  un  ambiente  para  que las actividades económicas –fuentes de empleo– encontraran “condiciones favorables para desplazarse hacia lugares más lejanos dentro del ámbito metropolitano” (de Mattos, 2006). Esto coincide con la tendencia presente en los procesos de metropolización de las ciudades latinoamericanas,  donde  desde  hace  varias  décadas  se  viene  dando  “la  aparición  de nuevas  centralidades,  a  menudo  acompañada  por  la  construcción  de  grandes  centros comerciales.” (Lulle & Paquette, 2007)

Por ello, se asocia al shopping mall con la policentralización de áreas metropolitanas (de Mattos, 2006) y con la “expansión territorial del capital comercial” en los alrededores de San  José  ligada  a  “la  apertura  financiera  y  comercial  así  como  con  el  establecimiento inversionista del capital transnacional”. (Fürst Weigand, 2009)   La capacidad del mall de generar una centralidad atrae a empresas del sector servicios, que ya no necesitan las condiciones  del  centro  tradicional para lucrar,  a  establecerse  cerca,  y  fomenta  la  inversión inmobiliaria privada al aumentar la plusvalía en los alrededores. Dicha plusvalía llevó a que  “inversiones  privadas  inmobiliarias  hayan  pasado  a  jugar  un  papel  crucial  en  la transformación urbana” (de Mattos, 2006), lo cual se ve reforzado por el hecho de que la expansión  de  estos  nuevos  sectores  no  fue  parte  de  una  estrategia  de  ordenamiento territorial (Fürst Weigand, 2009).

A partir de lo ya expuesto, se puede decir que es debido a políticas que promovieron la apertura comercial y la atracción de inversión extranjera, que se consolida la presencia de centros comerciales a gran escala en la GAM. Esto como  resultado  de  un  cambio  en  la  dinámica  económica  del  país,  que permitió y fomentó la aparición de nuevas centralidades que concentran empresas del sector servicios, las cuales inciden en el traslado de poblaciones  –y por lo tanto demanda de bienes y servicios‐ fuera de los centros urbanos tradicionales. De Mattos (2006) afirma  que “se puede hacer referencia a una amplia variedad de configuraciones edilicias, cuya presencia en una determinada ciudad depende  de  la  importancia  de  la  respectiva  economía  nacional  o  metropolitana  y  del grado de inserción de la misma en la dinámica global”, y señala al mall como una de esas configuraciones. Sin duda no solo éste cambio en el modelo económico permitió el éxito de los centros comerciales a gran escala y del desarrollo inmobiliario a sus alrededores, pero  dicho  cambio  fue  el  detonador  de  los  procesos  de  reconfiguración  urbana  que se consolidana partir de la presencia del mall en la GAM.

Bibliografía

de Mattos, C. A. (2006). Modernización Capitalista y Transformación Metropolitana en América Latina: Cinco Tendencias Constitutivas. En: A. Geraiges de Lemos, M. Arroyo, & M. L. Silveira, América Latina: cidade, campo e turismo. Sao Paulo, Brasil: CLACSO.

Fürst Weigand, E. (2009). Globalización, Urbanización y Ambiente: elementos para una agenda alternativa de desarrollo urbano‐espacial. ARBA (37‐38), 151‐175.

Lulle, T., & Paquette, C. (2007). Los Grandes Centros Comerciales y la Planificación Urbana: Un Análisis Comparativo de Dos Metrópolis Latinoamericanas. Estudios Demográficos y Urbanos, 22 (2 (65)), 337‐361.

{ 1 comment… read it below or add one }

Jimmy febrero 23, 2015 a las 7:53

Su artículo me parece muy acertivo, el desarrollo de las ciudades o centros urbanos está íntimamente ligado a las tendencias laborales de la nación y al norte económico del país.
A mí criterio personal, nuestra cultura inmadura hace que vivir en un país con desarrollo lento pero con acceso a la información global nos vuelva ansiosos, como sin le dieras un millón a un niño de seis años. El ambiente del mall hace que deseemos tener todo lo de el.primer mundo, y nos ilusiona, pero a la vez no permite que veamos la realidad. Que nuestra prioridad debería ser desarrollar una cultura con valores fuertes que proteja a la familia, país y empezar a pensar menos individual y más colectivo.
Más altruismo y menos consumo.

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: