A POSTCARD FROM SAN JOSE

” Todo lo que antes se vivía directamente, se aleja ahora en una representación.” Guy Debord

Generalmente a los turistas se les vende una imagen bastante atractiva de Costa Rica: buen clima, playas paradisiacas, surf, volcanes, bosques primarios, deportes extremos, aves. Las tarjetas postales en las tiendas de souvenirs son una clara muestra de lo que el país ofrece al consumidor. Los slogans del país han sido claros; desde el noventero “Costa Rica, no artificial ingredients” hasta el “pura vida” que pasó de frase cotidiana a gancho publicitario. Si bien nada de lo que se ofrece es falso ¿qué es lo que no se ofrece y por qué? En el turismo todo es mercadeo, pero hay formas de vender, sobre todo cuando se trata de lo que un país proyecta al mundo.

Al turista que llega a San José (aunque SJO realmente es Alajuela) suele invitársele, sutilmente a irse. Talvez pase un día o dos ahí y lo lleven a los clásicos destinos que se ubican en unas pocas cuadras, pero ¿acaso no es más “rentable” para el país que vaya y le cobren mucho dinero en alguno de los exóticos destinos fuera del Área Metropolitana? Incluso los rótulos de los locales de información para turistas en el centro de la ciudad muestran fotos de cascadas, playas o teleféricos sobre el bosque nuboso. San José se ha vuelto estratégico para el turismo por ubicación, pero para el discurso oficial (no el de la muni, el del ICT) no es nada fácil vender sus atractivos. De las otras ciudades ni qué hablar, se han vuelto dormitorios o piezas del aparato productivo que a nadie le importa ver.

Es muy fácil decir que San José es feo y punto. Sería muy incómodo mostrarle al mundo que nuestras ciudades son sucias; que los buses son un caos; que en los parques de noche asaltan, que en los barrios residenciales el peor lugar es donde juegan los niños; que a los indigentes los discriminamos, que demolemos casi todo nuestro patrimonio (y con ellos mucho de nuestra historia), y además, que aún siendo un país lleno de ríos, tiramos en ellos todos nuestros desechos. ¿Qué tan insensato es preocuparse por ofrecer una gran experiencia al visitante y nunca preguntarnos por qué no se hace nada por tener mejores ciudades?

Hemos convertido nuestros paisajes en objetos de consumo. A diferencia de países donde su atractivo, además de lo natural, es la dinámica urbana, la diversidad cultural, la buena arquitectura, entro otros, aquí nos hemos acostumbrado a tolerar decisiones (o falta de estas) que nos han llevado al deterioro de sectores enteros de las ciudades. Más allá de los problemas de recolección de basura, o de que no nos gusta un parque, ya es hora de que los ciudadanos, no solo exijamos, sino también nos involucremos en el mejoramiento de nuestro entorno. No para crear escenografías que atraigan al turista consumidor, sino para crear una realidad cotidiana que se vuelva aspiración y placer de otros.

{ 5 comments… read them below or add one }

MICHERON febrero 8, 2013 a las 16:14

El turismo actual suele ser en los espacios intersticiales de la cultura real. Que bueno seria de tener cartas postales que sean lo “autentico” en su sentido bueno y lo quotidiano.

Responder

Paola Chavarría febrero 8, 2013 a las 17:14

En San José hay dinámica, una dinámica riquísima, sin embargo está lejos de ser una experiencia innovadora, de relajación y seguridad.
Hay de todo: vendedores escandalosos, turistas, trabajadores públicos y privados, rebajas, pollos, Marito Mortadela, peatones que cruzan de diferentes extremos; todos parte de la experiencia San José, pero todos temporales, visitantes, efímeros…
Talvez eso sea parte del problema: la falta de caracterización del centro de la ciudad, no critico para nada la mezcla de la que estaba hablando, pero ¿Cuál es la imagen que queremos vender de nuestra Capital, cuál es la verdadera identidad de la misma?
Para un proyecto de estudios, compartí fotos de la Avenida Central con varios extranjeros (Colombianos y estadounidenses) a todos les impresionaron las imágenes; curiosamente retratos que forman parte de nuestra cotidianidad, sin embargo “cuadros” que permanecen rodeados de condiciones que nos dificultan apreciar nuestro paisaje urbano.

Responder

Diego febrero 8, 2013 a las 19:26

Micheron, Costa Rica se sigue vendiendo principalmente como destino eco-turístico, sin promover sus ciudades. La Municipalidad de San José le está apostando a maquillajes que caen en lo kitsch y temático (Barrio Chino) y a mega-eventos (conciertos, festivales artísticos, juegos deportivos) que a largo plazo dudo que consoliden algo. Por otra parte, hay grupos ”creativos” independientes organizando actividades que ya se están volviendo atractivos a nivel metropolitano, con una agenda cultural, y recreativa cada vez más activa. Falta que la gente apoye más por un lado, y por otro, que las autoridades descubran el potencial del turismo de ciudad, o el turismo cultural.

Paola, creo que el problema de la identidad del centro parte de que aunque pasan por ahí 1 millón de personas al día, casi nadie se detiene. Quienes disfrutamos ”pasar” el rato ahí somos pocos, y es probable que si por algún motivo académico nunca hubiéramos ido, todavía no sabríamos que hay además de unos cuantos bares, y los espacios ”emblemáticos”. Me alegra que pudiera mostrarle a gente en el extranjero que Costa Rica ofrece más que Parques Nacionales (en buena hora), playas, volcanes y hoteles. La invito a compartir esas imágenes en nuestro perfil de facebook (y de paso invitar gente a seguinos).

Responder

anitaguzfer febrero 8, 2013 a las 19:43

Sobre lo que comenta Diego sobre esa agenda cultural disponible al alcance de la ciudad de San José, me parece que cada ciudad tiene su atractivo particular por lo que el visitante (extranjero o local) la visita, sea como sea, que tire la primera piedra el turista que no se va por las fotos para crear un deseo de visitar una ciudad en particular.
Considero que San José contiene características que la hacen sumamente particulares respecto de otras ciudades, pero no se ha buscado reunir esfuerzos en conjunto para comprenderlas, y ponerlas a trabajar en virtud de la calidad de vida del ciudadano y del turista. Desde su escala hasta su agenda cultural, son muy particulares, pasa que gestores faltan con visión, para potenciar lo verdaderamente auténtico de esta ciudad.

Responder

Mar febrero 16, 2013 a las 22:33

Hay esperanzas: el programa de Desarollo Turístico del ICT estEa haciendo esfuerzos por posicionar Costa Rica como un destino cultural, no sólo natural, y con este fin está invirtiendo en capacitación y desarrollo de productos y servicios culturales, gastronómicos y artesanales a nivel regional (Guápiles, Puntarenas, Alajuela/Occidente.)
Lo sé porque mi propio proyecto artesanal/social fue incluido en un curso de desarrollo artesanal buenísimo patrocinado enteramente por el ICT. Mi gratitud no tiene límites!
Pasen por la Feria del Gustico en la Antigua Aduana y vean los inicios del nuevo turismo en Costa Rica.. y ojalá nos compren algo a mí o a mis compañeros! 🙂

Responder

Leave a Comment

Previous post:

Next post: